La vida que llevamos genera tensiones y estrés, que mal gestionadas, pueden manifestarse como el síndrome del intestino irritable. La serotonina, hormona de la felicidad, se segrega en el sistema digestivo y si este está obstruido nuestra felicidad empezará a resentirse. Con tan solo 10 minutos diarios de ejercicio intenso podemos reducir sus efectos.

Si sientes sensación de tripa llena después de cada comida, malestar general con pérdida de energía, migraña y baja motivación, puede que el estrés esté afectando a tu sistema digestivo y se manifieste como disbiosis intestinal, es decir un desequilibrio en la flora intestinal que puede terminar en síndrome del intestino irritable.

El intestino segrega serotonina, neurotransmisor que está relacionado con estados de ánimo positivos y negativos. Si el sistema digestivo está obstruido por la tensión nuestra felicidad se verá comprometida. Es muy posible que en estas situaciones comamos azúcar de manera desmesurada para aumentar nuestra sensación de recompensa y bienestar, lo que cargará de sobreesfuerzo al hígado que trabajará para restablecer los niveles normales de glucemia en sangre, es decir empezaremos a segregar insulina por doquier y los síntomas de la diabetes de tipo II pueden estar a la vuelta de la esquina.

¿Cómo reducir los síntomas de intestino irritable?

La buena noticia es que es fácil salir de este círculo: solo con la realización diaria de 10 minutos de ejercicio de cierta intensidad sacaremos a nuestro cuerpo del letargo. Y con “cierta intensidad” quiero decir llegar al jadeo. Andar rápido, ir en bicicleta… son las propuestas más a nuestro alcance para comenzar. ¡No hay excusas! El ejercicio activa una serie de reacciones fisiológicas que mueven la energía que tenemos almacenada, desbloqueando el intestino y mejorando nuestro humor.

Si notas alguna molestia en el sistema digestivo como consecuencia de nervios o estrés, prueba a incluir la actividad física en tu vida. Notarás el cambio, saldrás adelante y disfrutarás de un cuerpo más activo y una mente más despierta. No dejes pasar un día más.

Sigue atento a nuestras publicaciones, en próximos posts te acercaremos una serie de videotutoriales para que puedas llevar a cabo los ejercicios que te proponemos

Y si aún así, no lo ves claro, ven a OptiMMus y te ayudaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.