Como posiblemente has podido leer, soy un apasionado del deporte, fútbol, tenis, natación-cycling-running (triatlón), … Dentro de mi casa, OptiMMus Barcelona, buscamos, sin cesar, la mejoría de la práctica deportiva de nuestros clientes por medio de la Activación Muscular y el Entrenamiento Personal Inteligente.

Pues bien, mi última experiencia con el tenis ha puesto de relieve varias cosas que quisiera compartir contigo:

A las 3 semanas de práctica intensa (3-4 veces por semana) y sintiendo que mi cuerpo está luchando por permitirme hacer lo que le pido, aparece en mi codo un dolor agudo muy intenso (epicondilitis) que me obliga a parar, por suerte para mi, sólo 6 días. El dolor persiste, aunque mucho más ligeramente que al principio, pero este proceso ha dejado en mi codo la sensación de una mayor dificultad para poder extenderse completamente.

¿Cómo he llegado hasta aquí?:

Al iniciar la práctica, el cerebro ha percibido un aumento de los requerimientos físicos generales y específicos de la extremidad (amenaza grado 1).
Como el cerebro trabaja para mantener la integridad (estabilidad) corporal y ha percibido que no hay suficiente capacidad en mi codo para sostener la articulación estable, decide aumentar la estimulación de los músculos que deben sujetarla, lo que llevará aparejada una inflamación de estos.

1.a) Si la estimulación extra que reciben los tejidos (músculos) y que provoca su inflamación es suficiente para sujetar la articulación , la cuestión quedará en equilibrio momentáneo y los tonos musculares se mantendrán altos, pero no tendremos porque llegar al dolor, o por lo menos no a uno que sea limitante.

1.b) Si por el contrario la estimulación no permite contener el aumento de estrés y la articulación sigue sufriendo de inestabilidad, el cerebro seguirá aumentando su estimulación sobre los músculos encargados de dar equilibrio a la articulación y  pasaremos, muy posiblemente a percibir dolor (amenaza grado 2).

1.c) Si el estrés prosigue comenzará la fase 3 en percepción de amenaza por parte del cerebro. Lo que va a llevarle a tomar una decisión crucial:

“SACRIFICAR MOVILIDAD EN POS DE MAYOR ESTABILIDAD”
A este nivel, el cerebro (guardián incansable de nuestra salud) ha descartado seguir manteniendo el mismo grado de movilidad articular.

Cuando la estabilidad que nos proporcionan los elementos pasivos de contención articular (rodetes, meniscos, ligamentos, discos intervertebrales,…) junto con los activos (sistema neuromuscular) no es suficiente para mantener íntegra una articulación, al cerebro sólo le queda recurrir, en fase 3, a aumentar la estabilidad pasiva de la articulación a través de la calcificación (osteofitos) de la misma, lo que a su vez comprometerá la funcionalidad de dicha articulación.

¿Recuerdas lo que se suele comentar a medida que nos hacemos mayores?

“Parece que me estoy anquilosando”, es lo que oía yo de mis abuelos.

“Me estoy acartonando”, es otra frase bastante usada hacia los 50’s, 60’s.

“Que tensión cervical tengo hoy…”, “Que raro, hoy me he levantado con dolor de espalda, rodilla, hombro, … Decimos a los 30’s, 40’s.

En realidad muchos de ellos están sufriendo este mismo proceso sólo que no necesitan ponerse a correr para superar sus capacidades máximas, sino que con el estrés diario que sufren ya están excediendo sus límites cada día y por lo tanto sacrificando movilidad para sujetar su estructuralidad.

Muchas personas creen que estirar es una buena solución a esa sensación de restricción de movilidad, pero…, ¿no suena mucho más lógico que testemos dónde el cuerpo da signos de debilidad para irlo ajustando lo más específicamente cercano a sus necesidades?

¿Realmente crees que estirar es una manera de estimular tu mente de un modo sistemático, suficientemente ordenado como para reconducir una situación de este tipo?

Acércate a OptiMMus, en Barcelona (Travessera de Gràcia 15) y empieza a conseguir mayor estabilidad sin dañarte con el más avanzado testeo manual neuromuscular. Notarás los efectos desde la primera sesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.