Este mes de enero OptiMMus lo dedica a los dolores de espalda y el dolor cervical es uno de los más comunes en la actualidad, por llevar una vida poco activa y abusar de los dispositivos móviles. Conoce cómo reducir el dolor en el cuello y las cervicales con tres ejercicios muy sencillos.

La zona cervical es, quizás, una de las partes de nuestro cuerpo más vulnerable. Y aunque no lo parezca está implicada en todos nuestros movimientos, por lo que soporta gran estrés. Además, es uno de los puntos corporales donde acumulamos más tensiones debidas a una mala gestión emocional. Estos ejercicios te ayudarán a resolver el dolor cervical y mejorarán tu movilidad, protegiendo a tu cuello de la falta de estabilidad. Ayudaron a Ángela Gemio, quién acudió a OptiMMus con una importante contractura cervical. “Gracias a mis sesiones de activación muscular con Daniel he conseguido librarme de las contracturas”, comenta en nuestra web y añade “no es algo mágico ni definitivo, tuve que trabajármelo, pero la ayuda y el apoyo recibido en OptiMMus me ha permitido, a través de ejercicios específicos, sentirme mejor cada día”.

Ejercicios para eliminar el dolor cervical y reforzar el cuello

Flexión de cuello

Pon las manos en la frente de manera que puedas hacer fuerza desde la cabeza contra ellas. Colócate en la primera posición tal y como muestran las imágenes y empieza a tensar de manera paulatina la musculatura del cuello, haciendo fuerza contra las palmas de las manos.

A medida que vayas notando como los músculos se van activando puedes comenzar a mover la cabeza hacia delante, flexionando el cuello hasta llegar a la siguiente posición (imagen central). Aquí puedes pararte y hacer un isométrico, es decir, mantener esa posición bajo tensión.

Después de tres repeticiones isométricas de 10” cada una, tiempo que permite que sientas la fuerza en tus músculos flexores, puedes seguir avanzando hacia la tercera posición donde repetiremos la misma operación.

flexión cuello

Flexión lateral de cuello

Sitúa la mano derecha en el lateral derecho de tu cabeza. Empieza a hacer fuerza suavemente con la cabeza contra la mano. De manera suave, incrementa la tensión de tu cuello hasta notar que la musculatura se va activando (hasta que sientas como trabaja).

A medida que bajes lateralmente el cuello debes ser cuidadoso, pues puedes encontrarte con zonas más sensibles a la tensión.
En la segunda y tercera posición de la imagen te recomendamos que te quedes durante algunos segundos haciendo isométricos (mantener esa posición bajo tensión), por ejemplo tres repeticiones isométricas de 10” cada una.

Repite la misma operación en el lado izquierdo.

flexion cuello lateral optimmus

Flexión de cuello en 45 grados de rotación

Gira el cuello suavemente unos 45 grados. Desde esa posición coloca las manos en la frente y empieza a hacer fuerza desde la cabeza contra las manos, tal como ves en la imagen. Repite la operación tres veces manteniendo la tensión 10” cada vez y cambia de lado.

flexión cuello

Espero te ayuden estos simples ejercicios a mejorar tus sensaciones. Y te invito a contactar con OptiMMus para preparar un plan de trabajo personalizado y luchar juntos contra el dolor cervical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.