MOLESTIAS EN LA CADERA

“Con 46 años me implantaron una prótesis de cadera a causa de artrosis degenerativa. Los médicos me recomendaron hacer ejercicio regularmente como nadar o, mejor todavía, practicar aquagym para disminuir el dolor y aumentar la capacidad funcional por su bajo impacto articular. Después de dos años de asistir regularmente a mis dos sesiones semanales de aquagym conseguí un nivel funcional en mi mobilidad que me permitía hacer una vida normal.

A partir de aquí quise mejorar progresivamente mis capacidades físicas incrementando la intensidad de los ejercicios de aquagym. Pero aparecieron episodios cíclicos bianuales de dolor articular que me descolocaron todo el proceso de mejora. Para compensar el empeoramiento lo acompañé con la ayuda de un fisioterapeuta. Después de unos cuantos años en los que no lo acabábamos de conseguir me recomendó OptiMMus. Con sus técnicas de entrenamiento de activación muscular personal he conseguido aumentar mis capacidades físicas de tal manera que me permiten unos niveles de esfuerzo y resistencia más que notables para mis circunstancias personales.”

Si quieres saber más, puedes consultar nuestras secciones sobre las lesiones de cadera o la artrosis.